lunes, 27 de septiembre de 2010

Coronel Tapioca

La crisis económica tiene hoy otra nueva víctima. Coronel Tapiocca, la cadena de ropa propiedad del fondo de capital riesgo Gala Capital, no ha alcanzado un acuerdo con la banca para refinanciar los 30 millones que adeuda. El Juzgado de los Mercantil número 5 de Madrid ha aceptado esta mañana el concurso voluntario de acreedores que presentó la empresa textil



Jaime Bergel, el presidente de la firma de private equity, ha tratado por todos los medios de convencer a Bancaja, CAM, Caja Castilla-La Mancha y EBN para que aceptaran una quita de al menos un 40% de la deuda. Pero dos de estas entidades se han mostrado muy reticentes a firmar dicha propuesta por las dudas del proyecto industrial de Coronel Tapiocca.



La empresa especializada en la distribución de productos textiles relacionados con los viajes se ha visto muy afectada por la caída del consumo. En 2009, su facturación se desplomó un 25%, hasta los 27,4 millones de euros, mientras sus pérdidas ascendieron a 13,5 millones. Parte de estos números rojos fueron consecuencia del agresivo plan de ajuste puesto en marcha por Gala Capital, que supuso el cierre de 122 tiendas –el 30% de la red- y el despido de casi 500 empleados mediante un Expediente de Regulación de Empleo (ERE).



El pasado 27 de mayo, Coronel Tapiocca se acogió al artículo 5.3 de la Ley Concursal, que le concedía cuatro meses para negociar su deuda con la banca sin entrar en concurso de acreedores. Ese plazo concluye esta semana sin que hasta el pasado viernes hubiera un punto de encuentro entre las partes. No obstante, fuentes próximas a la compañía garantizan el futuro de la cadena puesto que meses atrás se alcanzó un acuerdo con proveedores para reducir los precios de las prendas y de los inmuebles, de tal modo que la enseña pueda seguir funcionando pese a entrar en suspensión de pagos.



La situación es similar a la que se produjo hace año y medio con el grupo de moda y complementos Fun & Bascis, que se declaró en concurso de acreedores a principios de 2009. La compañía siguió trabajando y presentó un plan para salir a flote, que fue aceptado en enero de este año por casi el 75% de los acreedores. La firma, que está buscando nuevos socios para financiar el crecimiento, se comprometió a pagar el 100% de su deuda en cinco años



Gala Capital compró Coronel Tapiocca en 2006 a 3i, que estuvo en su accionariado 12 años, demasiado tiempo para un capital riesgo. El importe de la transacción no fue revelado La entrada de Gala Capital significó un cambio en la cúpula directiva con la incorporación de Fernando Maudo Arranz como nuevo consejero delegado en sustitución de Roberto Alcalde, uno de los socios fundadores.



Pero Maudo Arranz, que anteriormente ocupaba el cargo de director comercial de Induyco, el mayor proveedor de El Corte Inglés, fue relevado en 2008. El empeoramiento de las cuentas y el distanciamiento con Gala Capital provocó su salida, que no solucionó la situación de la compañía. En cuatro años, sus ventas, en lugar de crecer como se pretendía en el plan de negocio, han caído de los 33 hasta los 22 millones.



Dos aciertos y un error



Si finalmente se declara insolvente, Coronel Tapiocca será la primera inversión fallida de Gala Capital, que hasta la fecha ha desinvertido con éxito en dos de sus seis participadas. En febrero de 2008 vendió un 6,7% de Cesa Eólica a Acciona por 77 millones con un retorno de la inversión de más de diez veces. Fue un éxito que se completó este verano cuando CAF compró una filial de Núcleo, su grupo de ingeniería, especializadas en tecnología para el AVE.



En su cartera está la firma de lujo Jimmy Choo, la cadena de televisión La Sexta, la empresa de informática Panda, la compañía de logística GSE Group y el resto de Núcleo. Gala Capital no ha querido hacer comentarios sobre la situación de Coronel Tapiocca.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada